Cómo cuidar la salud Física y Psíquica de personas mayores durante el COVID-19

Efectos de la cuarentena por Coronavirus en personas mayores

El estado de alarma decretado por el gobierno trae consigo un confinamiento domiciliario que tiene efectos secundarios sobre los más mayores. Los efectos de la cuarentena por coronavirus en los mayores varían dependiendo de la existencia de patologías previas.
La definición de “SALUD” según la OMS es el estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades. En este caso, está claro que se ven alterados los 3 conceptos principales, produciéndose efectos secundarios durante esta situación actual que estamos viviendo.
A continuación veremos cuáles son estos efectos y cómo hacerles frente.

Efectos en la Salud física

Las personas mayores pierden masa muscular con mayor velocidad que las personas jóvenes. En los periodos de inactividad física se corre el riesgo de que algunos músculos disminuyan en gran medida tanto en volumen como en fuerza, hasta ser prácticamente inservibles.
El cuerpo es una maquinaria compleja sustentada sobre equilibrios dinámicos: la pérdida de un músculo puede traer consecuencias generales como una pérdida de equilibrio (con el consiguiente aumento del riesgo de caídas) o dolores que a su vez potenciarán la inactividad.
Por si esto fuera poco, estos parones son precursores de la diabetes tipo 2 por el aumento de azúcar en la sangre.
Esto se puede ver agravado seriamente por la mala alimentación que puede sobrevenir también en los días de «cuarentena» en los que aliviamos parte de la frustración por el encierro siendo indulgentes con nuestra dieta.

– Cómo combatir la inactividad física durante el confinamiento

Según la OMS (Organización Mundial de la Salud), para combatir los efectos del sedentarismos de la cuarentena por coronavirus en los mayores, se debería practicar:

  • Los adultos de 65 años en adelante deberían dedicar unas 2h y 30 minutos semanales a actividades físicas moderadas aeróbicas, o actividades físicas más intensas. Debido a las circunstancias hay que adaptarlas al hogar. Os mostramos algunas ideas:
    • Caminar por el interior del domicilio, recorrer un pasillo de un lado a otro.
    • Llevar a cabo sentadillas, sujetándose a un elemento fijo como una mesa o el marco de la puerta,
    • Tumbarse en la cama o en el suelo e intentar hacer el movimiento de pedaleo con los pies en el aire
    • Hacer bíceps con dos cartones de leche, por ejemplo.
    • Hacer extensiones de brazos laterales con dos cartones de leche.

*La actividad debería dividirse en sesiones de un mínimo de 10 minutos.

  • Realizar 5 comidas al día, las cuáles deben ser equilibradas y con un aporte calórico acorde a la baja actividad realizada diariamente. Consumir 5 piezas diarias de fruta y hortalizas.

Efectos en la salud psíquica

Hoy en día se sabe desde la certeza científica que la soledad afecta a la salud mental y física.
Hasta tal punto puede afectar el aislamiento por la cuarentena por coronavirus en los mayores que puede conducir a la depresión. Hay investigaciones que afirman que estos estados pueden producir reacciones similares al estrés postraumático.
Los efectos del confinamiento son todavía peores en los mayores aquejados de demencias que deben estar bajo rutinas estrictas que incluyan una parte de socialización y tiempo fuera del domicilio.

  • Agudiza la desorientación
    • Temporal
    • Espacial
    • Personal
  • Aumenta las alteraciones conductuales
    • Delirios
    • Alucinaciones
  • Aumenta en general el deterioro cognitivo

– Cómo combatir los efectos de la cuarentena por coronavirus en los mayores a nivel psíquico

La imposibilidad de abandonar el domicilio es un grave inconveniente para la salud mental de las personas con deterioro cognitivo.
En este sentido no queda mucho por hacer más que esperar que se lleve a cabo esta consideración, salvo en casos de autistas u otros casos excepcionales, en los que se puede incluir un permiso de salida con acompañante.

Lo que sí podemos hacer en el domicilio es intentar estimular al máximo a nuestros mayores:

  • Prestándoles mayor atención.
  • Proponiéndoles juegos básicos (parchís, oca, cartas)
  • Realizar fichas de estimulación cognitiva para reforzar el cálculo, lenguaje, orientación temporal y espacial, ejercicios de atención, etc.
  • Practicando la lectura en voz alta.
  • Pasando tiempo con ellos sentados en el balcón y que puedan ver los cambios de luz natural.
  • Pidiéndoles que nos cuenten historias de su juventud.

Éstas son algunas cosas sencillas que podemos llevar a cabo para reducir los efectos de la cuarentena por Coronavirus en los mayores y que es muy importante que no descuidemos, al igual que adoptamos otras precauciones para preservar su salud.

¡Comparte!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *