Paseos de los mayores durante la Desescalada. 8 consejos que debemos tener en cuenta

A pesar de que los paseos se habilitaron en la Fase 0 el 1 de Mayo, muchos de nuestros mayores aun no se veían seguros para comenzar a realizar salidas. Sabemos que ésto se trata de una incorporación progresiva a la normalidad, pero no una pandemia que hayamos superado, y por lo tanto siendo un sector de mayor riesgo, muchos de ellos han decidido no salir de sus hogares hasta llegada la Fase 1.

Fue éste pasado Lunes 18 de Mayo, cuando Caudete pasó a la fase 1, y debido a que contamos con menos de 10.000 habitantes en nuestra localidad, tenemos la exención de horario para paseos o la realización de deporte, independientemente de las distintas franjas de edad.

El poder comenzar a pasear aporta unos beneficios notables para la salud física y emocional de nuestros mayores. Pero, hay que hacerlo con mucha precaución y cuidado, pues no hay que perder de vista que pertenecen a la población de mayor riesgo.

Por ello, os exponemos 8 consejos con los que realizar estos paseos de la forma más segura y, al mismo tiempo, confortable:

1- Elegir una hora adecuada para la salida, ya que contamos con la exención de horarios

Teniendo la posibilidad de elegir el horario que más nos convenga para realizar nuestros paseos, debemos tener en cuenta que tratándose de personas mayores, sería preferible elegir las primeras horas de la mañana (entre las 8.30-9 hasta las 10.30h-11h máximo) y en las tardes (a partir de las 19.30h-20.00h), sobre todo los días más intensos de calor. Entramos en una época en la que las temperaturas comienzan a subir y los rayos del sol inciden con mayor intensidad, por lo que deberemos proteger de ello a nuestros mayores.

2- Protegerse del sol, hidratarse

Usar calzado transpirable y cómodo. La ropa, sería ideal utilizarla de colores claros y de tejido transpirable, además utilizar algún complemento como sombrero, gorro, e incluso gafas de sol si fuese necesario. También es importante llevar con nosotros una botella de agua para que puedan ingerir líquidos durante el paseo, evitando así la deshidratación o un golpe de calor.

3– Ponerse la mascarilla

Esta es la protección básica con la que deberemos ataviar a nuestro mayor. Para colocarla adecuadamente, los pasos son los siguientes:

  1. Lavarse las manos con agua y jabón antes de coger la mascarilla.
  2. Cerciorarse de que la mascarilla no está dañada.
  3. Agarrar la mascarilla asegurándose de que el lado correcto quede hacia afuera.
  4. Sujetar las gomas de la mascarilla alrededor de las orejas.
  5. Ajustarse a la nariz la tira metálica de la zona superior de la mascarilla.
  6. Estirar con cuidado la mascarilla para cubrir completamente desde la barbilla hasta la nariz, asegurándose de que no queden huecos entre la mascarilla y la cara.

4- Ir acompañado

Nuestro mayor nos necesita. En esta salida, no sabemos si se sentirá indispuesto o necesitará cualquier ayuda. Lo que sí necesita, con toda seguridad, es la compañía de alguien que esté pendiente de cada paso y que, con su conversación, haga más ameno y seguro éste paseo.

5- No ir por zonas concurridas

Debemos elegir espacios abiertos en los que sea posible caminar manteniendo la distancia de seguridad. Si es posible, sería ideal elegir zonas dónde haya árboles y naturaleza, la sombra que nos proporcionan los árboles nos protege y refresca, además seguro será un paseo más tranquilo, respirando un aire más puro y observando todo lo bonito que nos rodea.

6- Los primeros paseos, no muy largos

Debido a la poca actividad física que han podido llevar a cabo durante semanas nuestros mayores, sus músculos no se encuentran en plenas facultades, por lo que lo más normal es que se fatiguen con mayor facilidad y en mayor medida. Por ello, lo más recomendable es que los primeros paseos sean de no muy larga duración y que este tiempo de paseo aumente de manera progresiva.

7- Limpiar los zapatos

Junto con la mascarilla y el lavado constante de manos, una de las medidas que las autoridades sanitarias más han recomendado en los últimos días es la desinfección de la suela de los zapatos con los que pisamos la calle. Así, debemos ayudar a nuestro mayor a realizar esta tarea. Para ello, podemos utilizar productos como una disolución en agua de lejía o de alcohol.

8- Lavarse las manos al llegar al hogar

Lo primero que se debe hacer al entrar en el hogar, antes de tocar cualquier objeto, es lavarse las manos con agua y jabón. Tras ello, ayudaremos a nuestro mayor a quitarse la mascarilla. Si es desechable la depositaremos con cuidado en la basura y si es de una duración superior a un solo uso, la guardaremos en una zona segura que esté alejada de las estancias que más frecuentamos (por ejemplo, en el mueble de la entrada al hogar).

 

Nuestros mayores necesitan una rutina segura y agradable, con la que dejar atrás la ansiedad que han sentido durante todas éstas largas semanas. ¡Aprovechemos estos paseos para conseguirlo!

¡Comparte!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *